Grandes pilotos de la Historia: Mike Hailwood

Stanley Michael Bailey Hailwood (Great Milton, 2 de abril de 1940 - Warwickshire, 23 de marzo de 1981) ganó nueve campeonatos del mundo de motociclismo de velocidad entre los años 1961 y 1967. También ganó 76 Grandes Premios, y en 14 ocasiones el TT de la Isla de Man.

La vida de Mike Hailwood estuvo siempre ligada al motociclismo pues su propio padre había sido piloto antes de la segunda Guerra Mundial, y además era el propietario de una gran cadena de distribución de motos. Era en la Inglaterra de los años 40 cuando el pequeño Mike haría sus primeros pinitos con una minimoto, una Inglaterra de postguerra en donde una posición ciertamente desahogada como la que su padre disfrutaba ayudó mucho a que el futuro campeón pudiese dedicarse a rodar en la muy decente finca familiar, de cerca de 32.000 metros cuadrados de superficie.

Participó en 50 Grandes Premios de Fórmula 1, en la que debutó el 20 de julio de 1963. Consiguió dos pódiums, y sumó un total de 29 puntos en el campeonato del mundo. En la F1 se le conoce más por haber salvado la vida del piloto Clay Regazzoni que por sus victorias. En 1973 durante el GP de Sudáfrica, Hailwood detuvo su monoplaza para rescatar a Regazzoni de su coche en llamas tras un accidente, acto por el que se le concedió la George Medalese mismo año (junto a David Purley por un gesto similar, aunque inútil, al tratar de rescatar a Roger Williamson). Abandonó la F1 tras resultar herido en el Gran Premio de Alemania disputado en el circuito de Nürburgring.

En 1978, tras un paréntesis de 11 años, hizo una reaparición legendaria en las carreras de motos con 38 años. Corrió el TT de la Isla de Man, no siendo sólo competitivo, sino que acabó ganando en la categoría Fórmula 1 TT a los mandos de una Ducati 900SS, una carrera cuya victoria le valió un título mundial TT derrotando al favorito, Phil Read, que corría con una Honda. El año siguiente volvió a correr la fórmula TT repitiendo con Ducati, con menos fortuna que la anterior al desprendérsele la batería. A pesar de todo quedó quinto. Sin embargo, ganó otra carrera -en esta ocasión a los mandos de una Suzuki- y ganó en la categoría 500cc Sénior TT. Era su decimocuarta y última victoria en la Isla de Man.

Se vio involucrado en un accidente automovilístico el 21 de marzo de 1981 y murió dos días después a consecuencia de las heridas sufridas.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*